Emprendiendo con personalidad.

Imagen

Los especialistas
Una autoridad: es la columna vertebral de nuestra sociedad. Lasautoridades son trabajadores leales que hacen que nuestro mundo funcione: hacennuestros productos, dan servicio a nuestros sistemas y siempre lo hacen bien.
Como autoridad, tal vez no tenga lo que se necesite para ser el fundador decompañías de emprendedores, pero puede ser un excelentedistribuidor, franquiciatario o propietario de un negocio existente.
Está orientado hacia los detalles y las tácticas, y se sientemotivado por hacer las cosas bien desde la primera vez. Es muy concienzudo ycooperador, observa las reglas, los procedimientos y las políticas concuidado. Muy meticuloso con los detalles, cuidadoso, deliberado, lógicoy analítico, y puede tomar decisiones basadas en los hechos y lascifras, más que en las emociones o las corazonadas. También esrelajado, paciente y apacible por naturaleza, y es un excelente jugador enequipo que tiende a evitar las confrontaciones. Ejemplos de negocios en los queeste tipo de personalidad sería adecuado: tintorerías,licorerías o tiendas de conveniencia, donde hay una gran necesidad deproductos o servicios. Usted hace crecer su base de clientesenvolviéndolos en lealtad. Finalmente, llega a considerar que susclientes son una extensión de su familia.
Las fortalezas de negocio de una autoridad: a menudo se consideran a símismos como emprendedores &flashquotaccidentales&flashquot, porque tal vez acaben por administrarun negocio que nunca fue parte de su plan original.
En consecuencia, les va mejor cuando tienen un negocio que se adapta a su nivelde experiencia y les permite desarrollar un nuevo nivel de la misma. Debido aque se adaptan a las necesidades de otros y no les gusta hacer prospectos,necesitan estar en un negocio en el que los clientes se sientan impulsados aacudir a usted.
Con frecuencia, las autoridades necesitan un socio con una habilidad naturalmás fuerte para hacer prospectos o redes. Puede tener mucho éxitoen administrar un negocio tipo franquicia o una oportunidad de negocio, siemprey cuando la organización esté bien apoyada con publicidad ymercadotecnia.
Un colaborador: se distingue principalmente de las autoridades por sudon de personalidad llamado sociabilidad. Esta característica le permiteusar su influencia para obtener lo que desea. Sólo se trata de la gente:usted goza con el lado humano del negocio.
En general, se beneficia de tener un socio que sea más agresivo encuanto a desarrollar nuevos negocios. Los colaboradores no siempre se sientencómodos con la contribución en frío de nuevas ideas. Lesgusta seguir las reglas y directrices preestablecidas.
Las fortalezas de negocio del colaborador: es hábil para administrarnegocios orientados al servicio al cliente o la venta al detalle, o a cualquiernegocio donde ser convincente es un aspecto importante para llevar a cabo lalabor indicada y hacerlo bien. Desde un punto de vista de emprendedor, a loscolaboradores les va bien dentro de entornos estructurados en los que elelemento humano es parte del éxito.
Hay una diferencia entre vender en frío y vender en caliente a unmercado. Usualmente, a las personalidades generalistas les va bien en unmercado frío (cold selling), mientras que los colaboradores sonmagníficos vendedores en un mercado caliente (warm market),porque usan su sociabilidad para vender su experiencia.
Tener un prospecto, y estimular su curiosidad por más informaciónmediante una carta o anuncio, hace parte del llamado mercado caliente. Laexperiencia y capacidad de comunicación y convencimiento del vendedor,entran en acción cuando el cliente potencial se pone en contacto.
La venta en frío involucra tomar el teléfono y marcar muchosnúmeros, así como recorrer las calles y buscar prospectos depuerta en puerta.
Un diplomático: es inquieto y disfruta de trabajar con un ciertogrado de presión. Lleva a cabo las cosas con rapidez y trabaja bien confechas límite. Encuentra que las fechas límites artificiales lefuncionan bien. Se ajusta bien a los cambios y las nuevas situaciones.
Tiene un alto sentido de urgencia y le gusta la variedad, y debido a sucumplimiento y su necesidad de hacer las cosas bien, trabaja a plena capacidad.Es diestro en la realización de tareas múltiples y maneja variasde ellas al mismo tiempo. Es activo y está lleno de energía,vigorosamente emprende las partes de su negocio que disfruta. Puede tenerdificultades para delegar la realización de los detalles a otros, perolo hace bien cuando lo hace por sí mismo.
Muchos creen que los diplomáticos son los mejores emprendedoresespecialistas, pues tienen sociabilidad y motivación. Estos son dosimportantes elementos para lograr el éxito. Como la mayoría delos especialistas, un diplomático no es la mejor persona para iniciaralgo, pero una vez que tiene un cliente o prospecto, es magnífico pararetenerlo.
Las fortalezas de negocio del diplomático: es excelente en los entornosde venta al detalle y otros orientados hacia la gente. Siendo extrovertido yempático, tiende a caerle bien a la gente, pero algunas veces le esdifícil mantenerse en su posición y responsabilizar a otros. Porello, para dirigir una compañía con éxito,necesitará contratar personalidades más fuertes y orientadas alos resultados para asegurarse de cumplir con las fechas límite y loscompromisos, y para que el personal lleve a cabo sus obligaciones.

Anuncios