Convierte la felicidad en ventaja competitiva

Imagen

Karpinsky sugiere estos consejos para impulsar la felicidad en tu equipo y maximizar el éxito de tu negocio:

1. Comparte tu felicidad y esconde tu mal humor
“Lo mejor que los líderes pueden hacer es trabajar en su propio felicidad”, dice Karpinsky. ¿Alguna vez has notado que tu energía decae cuando te enfrentas a alguien depresivo y aumenta cuando te encuentras a una persona sonriente? “Nos contagiamos las emociones de los demás”, dice el coach.

Al igual que las actitudes negativas pueden afectar tu oficina disminuyendo la productividad, la satisfacción laboral y el éxito de la empresa, los líderes felices pueden crear ambientes laborales que promuevan los beneficios de la felicidad. “Los líderes tienen la responsabilidad de cubrir sus emociones negativas cuando se sienten tristes, mientras que si se sienten positivos, deben esparcirlo en todo el equipo”, afirma Karpinsky.

2. Potencia el humor de todos para conseguir mejores ideas
Mejorar el humor de tu equipo antes y durante tus sesiones de lluvia de ideas puede incrementar la creatividad de tus empleados. “Las personas felices ven más en su periferia”, dice Karpinsky. “Cuando estás negativo sólo ves lo que está frente a ti, pero cuando estás optimista ves más cosas y te abres a otras formas de pensar”.

Dar premios o contar una historia graciosa al principio de cada reunión puede ayudar a mejorar el humor de todos los asistentes y hacer tu junta mucho más creativa.

3. Escribe un diario
Tómate unos minutos al final de cada día para escribir tres cosas por las que estás agradecido. “Tener un diario es una de las formas más probadas y usadas para ser feliz”, dice Karpinsky, quien recomienda escribir al menos una cosa que ocurrió cada día y que tuvo un efecto positivo para ti.

Ya sea cuidar a un pariente anciano o ver a tu hijo aprender a andar en bicicleta, busca algo que tuvo un significado profundo en tu vida. De acuerdo con el coach ejecutivo, hacer esto por 21 días consecutivos te ayudará a mejorar tu felicidad y te permitirá inculcar ese positivismo en tu ambiente de trabajo.

4. Demuestra a los demás que piensas en ellos
Antes de abrir tu email cada mañana para atender cosas del trabajo, envía un correo electrónico de agradecimiento o motivación a un empleado, colega, proveedor o cliente. “No tiene que ser de algo muy grande e importante, simplemente algo como ‘Sé que tienes una junta de ventas hoy, espero que te vaya bien’ o ‘hiciste un buen trabajo en este proyecto’”, sugiere Karpinsky.

Anuncios