5 tips para lograr el equilibrio entre la vida y el trabajo

 

1. Construye relaciones de verdad: Proponte dedicar el mismo tiempo que pasas en Facebook o en Twitter buscando relacionarte con personas en la vida real. De acuerdo con un estudio del Center for Cognitive and Social Neuroscience titulado “Is Facebook making us lonely?” se descubrió que la gente puede llegar a tener muchas interacciones en Facebook y sentir gratificación instantánea. Sin embargo, el nivel de soledad puede llegar a ser proporcional al tiempo que pasamos conectados en esta red y evitamos el contacto personal-cara a cara.

2. Decide hacer más pausas durante el día: Hacer pausas es necesario para sentirnos vivos. Muévete, respira, medita, desconéctate durante algunos minutos varias veces al día. Nuestro cuerpo no fue diseñado para estar sentado viendo una pantalla de computadora todo el día. En ocasiones salir de la oficina, tomar un poco de aire fresco y permitir que nos den unos cuantos rayos de sol puede hacer una gran diferencia en nuestro nivel de enfoque y concentración. ¡Inténtalo! Puedes ponerte ciertos recordatorios o bajar algunas aplicaciones que te recuerden que debes hacer una pausa pues llevas ya muchas horas trabajando. Si tú no te obligas a hacerlo ten por seguro que ni tus jefes ni tus compañeros de trabajo llegarán a preguntarte: ¿Ya hiciste tus pausas el día de hoy? Lo importante es que durante las pausas, éstas sean verdaderas pausas, es decir, evita los juegos en la computadora, las imágenes, el consumo de información, las llamadas por teléfono y limita la comunicación con los demás al máximo. Intenta buscar un espacio donde puedas respirar profundamente por un tiempo determinado y te encuentres contigo mismo.

3. Enfócate y concéntrate: El simple acto de prestar atención positiva en la gente tiene un gran impacto en la productividad. Si no estamos en un estado consciente de enfoque y atención mientras leemos, escribimos o interactuamos con otros, no solo perdemos mucho tiempo y somos poco productivos sino que al final del día sentimos una gran acumulación de estrés y trabajo con pocos resultados concluidos. El reto más grande es el de dirigir nuestra atención focalizada a donde más se requiere. Si vas a tomar una llamada mientras estás realizando un reporte o hablando con alguien más, considera que te llevará un tiempo volverte a enfocar en la tarea que estabas. Aprende a priorizar y a enfocar tu atención absoluta en aquellas tareas que así lo requieran…sin interrupciones.

4.- Cambios sencillos pero de gran impacto: Comienza a desarrollar poco a poco cambios que agreguen energía y valor a tu vida. Uno fácil, es el de evitar revisar tu email cada minuto o cada que la alerta te indica que llegó un nuevo mensaje. Elimina la opción de alertas, estar escuchando que el teléfono suena o vibra cada segundo puede generar muchísimo estrés y, como decíamos anteriormente, es fuente constante de miles de interrupciones a tareas en las que debes estar enfocado. Elige alimentos saludables, tener buena energía durante el día y un buen humor depende mucho de lo que consumimos. Adopta el hábito de tomar jugos verdes por la mañana, tomar mucho agua, comer más verduras y frutas, verás como notas un gran cambio en tu actitud y tu salud siendo consciente de lo que comes. Medita con frecuencia, no tienes que sentarte en postura de yogui ni encontrar el momento perfecto. Todo momento es bueno (incluso en tu cubículo) para meditar y encontrar algo de paz interior. Unos cuantos minutos al día bastarán para hacer la diferencia

5.- Disfruta de tu compañía: Se amable contigo mismo. No te juzgues ni autocritiques tanto. No te angusties ni preocupes tanto. Relájate más, ríete un poco más de la vida y de lo que pasa alrededor de ella. Disfruta del tiempo libre y busca tenerlo con más frecuencia para hacer cosas que disfrutes mucho. Sé amable con los demás, sonríe más y trata a la gente como te gustaría que te trataran. Al final somos un espejo, y la gente reacciona con aquello que somos y proyectamos.

Enrique Ramírez fundador de Cinépolis decía: “La vida es como andar en bicicleta, siempre hacia adelante y guardando el equilibrio” yo digo que es maravilloso sentirse productivo, así como entregarse y comprometerse de lleno con nuestro trabajo, pero también es increíble poder tener el tiempo de estar en paz con nosotros mismos, sentirnos vivos, descansar, convivir más con la gente que queremos y disfrutar al máximo lo que la vida nos da con todo y sus altibajos.

 

FUENTE: http://www.merca20.com

Anuncios