3 tips para evolucionar de fundador a CEO

 

Valora tu tiempo a 1000 dólares por hora
Como CEO, debes valorar tu tiempo antes que nada. Mide tu vida como si valiera 1000 dólares por hora y toma decisiones basándote en cómo pasar tu tiempo como corresponde. Los CEOs efectivos se preguntan a sí mismos, “¿cuál es el mejor uso de mi tiempo ahora mismo?” Trabajando en cosas que un redactor junior debe estar completando no es un buen uso de tu tiempo. En lugar de eso, enfócate en la creación de ingresos dignos de dedicar más tiempo. 

No hagas nada y maneja todo
Un cambio de mentalidad es necesario. Los CEOs deben trabajar en su negocio, no trabajar en la empresa. Los líderes efectivos alinean a su equipo alrededor de un conjunto de resultados deseados claramente definidos y luego los administran. Maneja el quién, qué y cuándo, no el cómo. Al quitar tus manos del cómo te abres a la capacidad requerida de un CEO. 

Conviértete en el jefe 
El contexto es importante en el liderazgo. Al enmarcarte como el “jefe”, le estás recordando continuamente a tu equipo por qué la compañía está haciendo lo que está haciendo, por qué existes y cuál será tu legado. Estos recordatorios permiten al equipo reunirse en torno un conjunto compartido de valores fundamentales. Guiar a las personas en tus valores le da un contexto en su toma de decisiones.

Los dueños que exitosamente cambiaron del pensamiento fundador a la mentalidad CEO no pierden el contacto con sus negocios. En lugar de eso, se abren más a la capacidad de liderar la compañía a un futuro más brillante y próspero.

 

FUENTE: http://www.soyentrepreneur.com

 

Anuncios